A cualquier persona responsable con su negocio, le gustaría saber la impresión final que se lleva un cliente tras salir del establecimiento. ¿Volverá a comprar? ¿Nos recomendará?

 

Jefe nfiltrado Ludigital

Todos somos consumidores potenciales y en nuestro día a día, desde la elección de comprar el pan en un sitio u otro, el sitio dónde salimos a cenar, hasta otras acciones menos frecuentes como el taller al que llevamos el coche, el gestor o abogado al que preguntamos nuestras dudas, el fisioterapeuta al que se acude con algún dolor, el trato o elección de nuestra compañía telefónica, de luz o gas, genera una buena o mala imagen que hace que nos decantemos a la hora de volver o no, y que recomendemos o desaconsejemos ese lugar. ¿Tu negocio de qué tipo es?

Cualquier negocio es susceptible de autoevaluación. Es de suma importancia conocer los puntos fuertes y débiles que se ofrecen al público desde la perspectiva del consumidor, para poder reforzarlos o mejorarlos.

Ésta técnica es imprescindible para la retroalimentación de nuestro negocio.

 

Analizaremos, en diferentes acciones el punto de vista del consumidor a través de su experiencia.

Porque lo importante son los clientes.